Informes País ofrecen nuevos datos sobre Mujeres Rurales

En el marco del Día Internacional de la Mujer, el 8 de marzo, la Iniciativa Mujer Rural y Derecho a la Tierra publicó tres informes que profundizan en la situación de las mujeres rurales en Nicaragua, Perú y Colombia y contribuyen a visibilizar las múltiples violencias y formas de discriminación que enfrentan estas, así como sus estrategias de resistencia y lucha.

También incluyen recomendaciones a diferentes actores, del ámbito gubernamental o de los espacios de la sociedad civil, llamados a contribuir con el cese de la violencia contra ellas, y que deben ser tomadas en cuenta al momento de orientar acciones para garantizar el acceso a la tierra y otros derechos para mujeres rurales.

Mujeres se organizan para la defensa de sus derechos en Perú

En el informe “Mujeres rurales en el Perú. Indicadores clave para una vida digna” se evidencia que persiste una elevada desigualdad entre las mujeres y los hombres en términos de participación, manejo de la producción (de las ganancias que se generan), y la administración y decisión sobre sus territorio.

Aunque este informe hace énfasis en las principales situaciones que afectan a las mujeres rurales del país, también explica que, a pesar de la discriminación y violencia que sufren, estas han generado interesantes experiencias de organización para la denuncia de abusos, y el conocimiento y defensa de sus derechos. Estos aspecto son clave se se considera el alto nivel de conflictividad social que se da en sus territorios.

Múltiples violencias contra mujeres rurales de Colombia

El estudio “Violencias basadas en género contra mujeres rurales”  da a conocer los diferentes los tipos de violencias basadas en género[1] que afectan a las mujeres rurales de Colombia, y que se cruzan con otros problemas que enfrentan, como las dificultades para acceder a la tierra, la informalidad laboral, la tasa de analfabetismo o  la escasez de recursos económicos, entre otros.

Se explica cómo este tipo de violencia se entrelaza con la estigmatización del campesinado, los pueblos indígenas y las poblaciones negras, llegando a  inferiorizarlos y subvalorando sus saberes ancestrales, sus prácticas culturales y su visión del mundo y el territorio.

Estrategias de las mujeres rurales de Nicaragua para acceder a la tierra

Por otra parte,  el informe ¿Cómo encaran las mujeres rurales la falta de tierra y otros recursos productivos en Nicaragua? explica las estrategias impulsadas por las mujeres rurales para hacer frente a la falta de recursos y las dificultades para su acceso a la tierra, como el alquiler de tierras, la pluriactividad[2] y la gestión de las remesas enviadas por familiares desde el exterior.

Este estudio también analiza la relación existente entre la capacidad de agencia[3] de las mujeres rurales que luchan por tierra y recursos productivos con los programas o las políticas orientadas a reducir la pobreza en las familias rurales en Nicaragua.


[1]  Las violencias basadas en género son  hechos de violencia, discriminación y vulneración de derechos humanos que se ejercen contra una persona por estereotipos, imaginarios colectivos y roles de género impuestos y naturalizados, que privilegian “lo masculino” sobre “lo femenino”, tanto en el ámbito público como privado.

[2] Mujeres rurales que vinculan el trabajo agrícola con el trabajo no agrícola para aumentar sus ingresos.

[3] Se entiende por agencia la habilidad que poseen las mujeres para procesar su propia experiencia, encontrando formas de hacer frente a las circunstancias difíciles.